Cuidado de Si y del otro desde la filosofía estoica

APÚNTATE

Cuando el rostro de otro entra en nuestro mundo, es una responsabilidad nueva, que nos mueve, nos transforma. Es un rostro que reclama nuestra ayuda. Así mismo, un gesto amable nos transmite confianza. La satisfacción es conseguir los logros juntos, formar parte de un gran equipo. Te nvitamos a apuntarte a nuestro curso.

Tu información
Tu mensaje
x